CAPACIDADES MOTRICES DE 0 A 3 AÑOS

Cada etapa que vive el niño es importante para su aprendizaje y desarrollo. Los tres primeros años de su vida son fundamentales para que éste aprenda a conocer el funcionamiento de su propio cuerpo y todo lo que le rodea, por lo que se debe fomentar el juego físico en espacios al aire libre que favorezcan el aprendizaje de nuevos movimientos.

  • Salir a jugar al aire libre es esencial para que los niños puedan jugar y asumir riesgos en sus exploraciones.

  • No ayudarles a realizar actividades como por ejemplo trepar dónde no pueden.

  • Permitirle al niño la repetición constante de las habilidades motrices que vaya desarrollando como subir, bajar, trepar, etc. Porque su cerebro está hecho para aprender por medio de repetición de patrones para dar sentido e ir madurando y generando nuevos patrones más complejos.

  • Considerar a los niños seres autónomos y capaces. No hay nada que haga a un niño más capaz y seguro de sí mismo, que las personas que le quieren y cuidan confíen en sus capacidades.

    A continuación, dejamos algunos logros básicos que debe alcanzar un niño de tres años de vida y que nos pueden servir como una guía orientativa de su desarrollo psicomotor:

    • Es capaz de andar manteniendo dos objetos estables en equilibrio. (Uno encima de otro).

    • Es capaz de soplar con fuerza.

    • Es capaz de andar sobre superficies inestables o sobre un tablón de 10 cm de anchura.

    • Salta una altura de 10 cm.

    • Corre controlando  mejor los brazos y las piernas en patrón cruzado, dando pasos más largos y esquivando los obstáculos  que se encuentran  en su trayectoria.

    • Los trazos empiezan a hacer más precisos y empiezan a dibujar un esbozo de figura humana.

    • Discrimina bien las formas geométricas básicas, los colores, y los tamaños grande y pequeño. (visión).

    • Le encanta aprender palabras nuevas y repetirlas, aunque cometa fallos fonéticos. Imita todo tipo de sonidos (Audición).

    • Es capaz de contestar las preguntas que le hacemos acerca de un objeto que no ve a partir de la información   táctil y la imagen mental que constituye.

    • Empieza a interesarse por el tiempo de los verbos. Pronuncia todos los fonemas (a excepción del sonido ¨rr¨, en algunos casos).

    • Intenta explicar a los demás las experiencias que ha vivido.

    • Es capaz de respetar las reglas y normas de juego que le han enseñado.

AULAS VERDE Y AZUL EN MOVIMIENTO
IMG-20190215-WA0002.jpg
Belén